Equimente - Terapia de pareja
Llámanos

098 971 0306

¿Por qué escoger una terapia de pareja presencial y no una online?

Home / Blog / ¿Por qué escoger una terapia de pareja presencial y no una online?

Terapia de parejas Quito

En la era digital en la que vivimos, cada vez más servicios están disponibles en línea, incluida la terapia de pareja. Sin embargo, elegir entre una terapia de pareja presencial y una terapia en línea puede ser una decisión importante que requiere consideración cuidadosa. En este artículo, exploraremos las razones por las cuales algunas parejas pueden preferir la terapia de pareja presencial sobre la terapia en línea.

1. Conexión emocional y presencia física

Una de las principales diferencias entre la terapia de pareja presencial y la terapia en línea es la conexión emocional y la presencia física que se experimenta en el entorno presencial. Estar presente físicamente en la misma habitación que el terapeuta y tu pareja puede facilitar una mayor conexión emocional y una comunicación más profunda. La presencia física permite la comunicación no verbal, como el contacto visual y el lenguaje corporal, que pueden ser cruciales para entender las emociones y los sentimientos de tu pareja.

Por ejemplo, en una terapia presencial, el terapeuta puede notar la tensión en el lenguaje corporal de la pareja cuando discuten un tema difícil, lo que puede abrir la puerta a una discusión más profunda sobre las emociones subyacentes.

2. Sensación de seguridad y privacidad

Para algunas parejas, la sensación de seguridad y privacidad que ofrece la terapia de pareja presencial puede ser invaluable. Al estar en un entorno controlado y privado, pueden sentirse más cómodos para abrirse y compartir sus pensamientos, sentimientos y preocupaciones más íntimas. La confidencialidad y la seguridad de un entorno de terapia presencial pueden ayudar a construir una base sólida para el trabajo terapéutico y fomentar la confianza entre los miembros de la pareja y el terapeuta.

Por ejemplo, una pareja que está lidiando con problemas de confianza puede sentirse más segura para expresar sus preocupaciones en un entorno privado y confidencial, donde saben que sus conversaciones no serán registradas ni compartidas en línea.

3. Interacción interpersonal más rica

La terapia de pareja presencial ofrece una interacción interpersonal más rica y completa que la terapia en línea. Durante una sesión presencial, el terapeuta puede observar y responder a las interacciones entre los miembros de la pareja de manera más inmediata y precisa. Esta interacción en persona permite una comunicación más fluida y natural, lo que puede facilitar un proceso terapéutico más efectivo y significativo.

Por ejemplo, en una terapia presencial, el terapeuta puede facilitar ejercicios de comunicación en pareja que implican interacciones cara a cara, lo que permite una retroalimentación inmediata y la oportunidad de practicar nuevas habilidades en tiempo real.

4. Experiencia sensorial y ambiente terapéutico

El ambiente físico de la consulta terapéutica presencial puede contribuir a la experiencia terapéutica de manera significativa. El terapeuta puede crear un ambiente acogedor y relajante que facilite el proceso de terapia y promueva la apertura y la reflexión. Además, la experiencia sensorial de estar en un espacio físico específico puede ayudar a algunas parejas a desconectarse de las distracciones externas y enfocarse en el trabajo terapéutico.

Por ejemplo, un entorno terapéutico presencial puede incluir elementos como iluminación tenue, música suave y muebles cómodos que contribuyan a una atmósfera relajante y propicia para la reflexión.

5. Atención y enfoque exclusivo

En una sesión presencial, el terapeuta puede proporcionar una atención y un enfoque exclusivo a las necesidades individuales de la pareja. Al estar presente físicamente, el terapeuta puede brindar un apoyo más completo y personalizado, adaptando su enfoque terapéutico a las necesidades específicas de la pareja en tiempo real. Esta atención individualizada puede ser especialmente beneficiosa para abordar problemas complejos y desafiantes en la relación.

Por ejemplo, el terapeuta puede ofrecer ejercicios personalizados y actividades prácticas diseñadas específicamente para abordar los desafíos únicos que enfrenta cada pareja.

Consideraciones adicionales

Accesibilidad y conveniencia

Una de las principales ventajas de la terapia en línea es su accesibilidad y conveniencia. Para algunas parejas, especialmente aquellas que tienen horarios ocupados o viven en áreas remotas donde la terapia presencial puede no estar fácilmente disponible, la terapia en línea puede ser la opción más práctica. La capacidad de participar en sesiones de terapia desde la comodidad de su hogar, utilizando tecnología como videollamadas o mensajería instantánea, puede hacer que la terapia sea más accesible para aquellos que de otra manera podrían no buscar ayuda.

Costo y recursos financieros

Otra consideración importante al elegir entre la terapia presencial y la terapia en línea es el costo y los recursos financieros disponibles. En general, la terapia en línea tiende a ser más asequible que la terapia presencial, ya que elimina los costos asociados con los viajes y el tiempo dedicado a desplazarse a una ubicación física. Para algunas parejas, especialmente aquellas con recursos financieros limitados, la terapia en línea puede ser una opción más viable desde el punto de vista económico.

Naturaleza de los problemas de relación

La naturaleza de los problemas de relación que enfrenta una pareja también puede influir en la elección entre la terapia presencial y la terapia en línea. Para algunas parejas, los problemas que enfrentan pueden ser más adecuadamente abordados a través de la interacción cara a cara con un terapeuta en un entorno presencial. Por ejemplo, problemas complejos de comunicación o conflictos arraigados pueden beneficiarse de la observación directa del terapeuta de las interacciones entre los miembros de la pareja.

Preferencias personales y comodidad con la tecnología

Finalmente, las preferencias personales y la comodidad con la tecnología de cada pareja pueden influir en su elección entre la terapia presencial y la terapia en línea. Algunas parejas pueden sentirse más cómodas y seguras interactuando con un terapeuta en persona, mientras que otras pueden preferir la conveniencia y la flexibilidad de la terapia en línea. Además, la comodidad y la familiaridad con la tecnología pueden ser un factor importante a considerar para aquellas parejas que elijan la terapia en línea, ya que requiere el uso de dispositivos electrónicos y conexión a internet.

Conclusión

En última instancia, la elección entre la terapia de pareja presencial y la terapia en línea es una decisión personal que depende de una variedad de factores, incluidas las necesidades individuales de cada pareja, la naturaleza de los problemas de relación que enfrentan y sus preferencias personales. Ambas opciones tienen sus propias ventajas y desventajas, y lo más importante es encontrar un enfoque terapéutico que se adapte mejor a las necesidades y circunstancias únicas de cada pareja.

Ya sea que elijas la terapia presencial, la terapia en línea o una combinación de ambas, lo más importante es dar el primer paso hacia la búsqueda de ayuda y apoyo para fortalecer tu relación y trabajar hacia una vida más saludable y feliz juntos.

Comparte:
Escribenos...
1
Agenda tu cita !
Hola
En qué podemos ayudarte ?